browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

LIEBANA DOS SENTIDOS, LA VISTA Y EL GUSTO

Posted by on 10 marzo, 2013

Para visitar Liébana hay llevar los ojos bien abiertos y la boca  bien abierta. Liébana es fascinante por sus colores brillantes, su verde denso, intenso, el color de la piedra, de los bosques, las montañas, del cielo y de las nubes….

 Los impresionantes paisajes que podemos observar es una de las razones fundamentales para visitar Liébana, les daré tres lugares donde la vista es el sentido fundamental para descubrir y querer a Liébana.

 El lugar mas recomendable para llegar a Liébana es por el impresionante y sobrecogedor desfiladero de la Hermida  pero antes de llegar al final del desfiladero merece la pena llegar al mirador de Santa Catalina, en el pueblo de la Hermida cruzar el río a la izquierda dirección a Puente Nansa y siguiendo la serpenteante carretera antes de llegar al pueblo de Cicera, a través de una carretera de gran belleza rodeada de bosques, llegamos al mirador, situando en unas ruinas de un antiquísimo Castillo Visigodo del que apenas quedan restos y conocido como “la bolera de los moros”.

 Desde el mirador observamos los maravillosos paisajes de los Picos de Europa, contemplamos la profundidad del desfiladero de la Hermida y el serpenteante recorrido del desfiladero.

 Otro lugar donde la vista cobra especial relevancia es el Mirador del collado de Llesba, desde Potes tomando la carretera  a León subimos por el puerto de San Glorio uno de los mas bonitos de Cantabria, en la cumbre tomamos una pista a la derecha y llegamos al mirador donde hay un monumento de piedra al Oso y desde esta atalaya podemos observar una de las panorámicas mas imponente de los Picos de Europa mas exactamente el macizo Oriental y Central de Los Picos de Europa

 Por ultimo desde Potes siguiendo el río Deva y atravesando el valle de Camaleño llegamos al impresionante circo de montañas que rodean al nacimiento del río Deva. Allí tomaremos el teleférico que salvando un desnivel de 750 metros llegamos al mirador situado a 1800 metros de altura. Desde el mirador si el cielo esta despejado se ven los confines del mundo y desde abajo vemos que el mundo no tiene fin, si además tenemos la suerte de que las nubes estén bajas nuestra sensación subiendo es como si diéramos un paseo por las nubes y la panorámica desde arribas es la de un mar de nubes.

 Después de estas sensaciones lo mejor es abrir bien a boca y degustar los alimentos que con cuidado y esmero les pueden preparar en cualquier restaurante de la zona, todas las comidas están preparados con materia prima de la zona de Liébana el clima especial, los pastos y el aire puro, dan como resultado productos sanos y de gran calidad. La variedad es excelente los plato típicos es el cocido lebaniego su ingrediente principal es el garbanzo, sus quesos, sus carnes, las truchas del Deva, su frutas especialmente las cerezas, la miel y para terminar el orujo típico Lebaniego.

 Para descansar Liébana tiene gran variedad de establecimientos hosteleros de todas las categorías, en Mogrovejo y en el barrio de Redo podrá alojarse en una casa con encanto y desde el salón o desde el balcón seguirá contemplando una de las vistas mas impresionantes de los Picos de Europa.

Comments are closed.